Arrestos en la Frontera con Ee.uu. en su Nivel Más Bajo en 46 Años

Arrestos en la Frontera con Ee.uu. en su Nivel Más Bajo en 46 Años

El número de arrestos en la frontera entre Estados Unidos y México cayó a su nivel más bajo en 46 años, en los primeros ocho meses del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, informó este martes el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Un total de 310 mil 531 personas fueron arrestadas por la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2017, que concluyó el 30 de septiembre pasado, lo que representa un descenso de 24 por ciento en relación con los 415 mil 816 del año fiscal 2016 y su menor nivel desde 1971, según cifras oficiales.

El DHS señaló que 303 mil 916 del total de detenciones se realizaron en la frontera entre Estados Unidos y México “lo cual subraya la necesidad de una barrera física en la frontera”.

En contraste, las detenciones de extranjeros dentro del país con fines de deportación aumentaron a 110 mil 568 personas entre la toma de posesión de Trump, el 20 de enero de 2017, y el 30 de septiembre pasado, que marca el fin del año fiscal 2017, un aumento de 42 por ciento en relación con un periodo similar del año precedente.

De la misma forma, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 67 mil 859 personas en el año fiscal 2017, un incremento de 12.5 por ciento en relación con el año precedente.

Para todo el año fiscal 2017, las detenciones fueron de un total de 143 mil 470 personas y las deportaciones de 226 mil 119 personas, un descenso de 6.0 por ciento en relación con las 240 mil 255 del año fiscal 2016.

“Claramente hemos visto exitosos resultados del compromiso del presidente Donald Trump de apoyar a los oficiales y agentes del DHS en el frente de la línea, conforme hacen cumplir la ley, y seguridad de nuestras fronteras”, dijo la secretaria en funciones, Elaine Duke.

El Comisionado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Ronald Vitiello, indicó, sin embargo que a pesar de la caída en las detenciones fronterizas, han empezado a registrarse desde noviembre pasado un repunte de las llegadas de menores no acompañados.

“Nos preocupa también el aumento significativos del contrabando de opioides y otros narcóticos, incluyendo heroína y cocaína, que generalmente crecen cuando repuntan los cruces ilegales”, apuntó Vitiello.

El subdirector del ICE, Thomas Homan, sostuvo que entre las prioridades de la administración Trump destaca el combate a las pandillas callejeras en general, pero en especial a la Mara Salvatrucha MS-13.

“Finalmente necesitamos encontrar una solución para las peligrosas políticas de las ciudades santuario y para los políticos que innecesariamente arriesgan vidas inocentes para proteger a criminales presentes ilegalmente en Estados Unidos”, dijo Homan.

COMPARTIR